Primeros pasos

¿Tienes un ‘ukulele y no sabes qué hacer con él?

¿Quieres aprender a tocar esa canción que tanto te gusta y no sabes por dónde empezar?

Cuando intentas tocar algo ¿suena desafinado?

¿Quieres cambiar las cuerdas de tu ukelele, pero no sabes como?

¿Es la primera vez que te enfrentas a un instrumento con trastes?

Si has respondido afirmativamente a alguna (o todas) de las anteriores preguntas…

¡Sigue leyendo!

Existe la creencia, en mi opinión bastante bien fundada, que el ‘ukulele es uno de los instrumentos más sencillos de tocar. Estás de suerte, puedo asegurarte que es realmente sencillo y en unos minutos te aprenderás algunos acordes y estarás tocando una canción. ¿No te lo crees?

Lo primero es, obviamente, comprar un ukelele. Te vas a encontrar con bastante variedad en el mercado, especialmente en las gamas bajas y de iniciación. A eso súmale una gran cantidad de información a asimilar. ¿Qué lío, verdad? No te preocupes, hemos hecho una pequeña gupatrones rítmicosía de compra para intentar facilitarte un poco las cosas.

Lo siguiente que debes hacer es afinar tu uke. No me cansaré de repetir que es muy importante tocar con tu uke afinado. Para empezar, afina con afinación standard (a menos que sea un uke barítono, lo cuál no te recomiendo para empezar).

Lo siguiente es sujetar el ‘ukulele. Si has tocado alguna vez una guitarra, un bajo, etc no tendrás problema. Si no… ¡tampoco lo tendrás! Supongo que alguna vez has visto a algún guitarrista ¿no? Pues es lo mismo. Si eres diestro, la mano izquierda se encargará del mástil, y la mano derecha de rasguear o pulsar las cuerdas. Si eres zurdo, pues justo al revés.

Posición

Simplemente toca las cuerdas de la cuarta a la primera con el dedo pulgar de la mano derecha. Si está afinado correctamente, oirás el característico sonido conocido como my dog has fleas. ¿Cómo? ¿Mi perro tiene pulgas? No os asustéis, es una regla nemotécnica, la afinación reentrante de un ‘ukulele se asemeja a esta frase… echándole un poco de imaginación.

El simple hecho de tocar las cuerdas al aire (esto es sin ninguna digitación de la mano izquierda) es un acorde. ¡Tu primer acorde! Acabas de tocar un C6.

Como no tiene mucho mérito, vamos a hacer nuestro primer acorde donde interviene nuestra mano izquierda. Simplemente debemos pulsar la primera cuerda en el tercer traste (se trata de la nota C). De hecho el dedo debe estar en el hueco que queda entre el segundo y tercer traste, lo más cerca posible del tercero sin llegar a estar encima de él, y ejercer la presión suficiente y necesaria para que suene correctamente. Una presión insuficiente sonará apagado o no sonará. Una presión excesiva, provoca desafinaciones. Requiere práctica. Al hacer esto, lo que realmente hacemos es acortar la longitud de la cuerda. Al acortar la longitud de la cuerda aumentamos su frecuencia de oscilación, y por tanto su sonido es más agudo.

Si volvemos a tocar las cuerdas al aire estaremos tocando el acorde de C (Do mayor, si tienes alguna duda sobre formación de acordes, puedes dar un vistazo aquí). Normalmente encontraréis diagramas de acordes los cuales nos indican de forma gráfica que trastes hay que pulsar. Podéis mirar el artículo de acordes si hay alguna duda.

El diagrama del acorde C es el siguiente:

Do mayor

Como sabemos, el número indica el dedo que debemos usar, en este caso el anular (el dedo índice es el dedo 1, el corazón el dedo 2, el anular el dedo 3 y el meñique el dedo 4). Se trata de una recomendación, debemos utilizar el dedo que nos sea más cómodo.

Vamos ahora a fijarnos en la mano derecha (la izquierda en el caso de zurdos). Esta mano se encargará de hacer sonar las cuerdas poniéndolas en vibración. En general podemos utilizar cualquier dedo de la mano derecha, aunque los más utilizados serán el pulgar, el índice y el corazón. No tiene ningún secreto y nos saldrá instintivamente. La técnica es hacer una ligera presión de arriba a abajo (“hacia el suelo”) o al revés (“hacia el cielo”) sobre la cuerda que queramos tocar. Con la misma presión la cuerda se escapará de la presión del dedo y se pondrá a vibrar. Lo recomendado es utilizar la uña, aunque se puede utilizar la yema del dedo o una púa de fieltro (mejor no utilicéis púas de guitarra).

Para practicar podemos coger cualquier acorde e ir tocando cuerda a cuerda intentando ser lo más preciso posible. Podemos ir haciendo varias combinaciones de cuerdas y dedos. Es importante ir despacio y controlar en todo momento el movimiento.

Podemos complicar un poco tocando dos cuerdas a la vez usando dos cuerdas. Podéis probar combinaciones de pulgar e índice, pulgar y corazón, índice y corazón, etc.

Sencillo ¿verdad? Sigamos con los rasgueos.

Para rasguear (o strum en inglés) debemos hacer un movimiento rítmico con la mano derecha (una vez más, la izquierda para zurdos). El rasgueo más básico consiste tocar las 4 cuerdas de arriba a abajo, y de abajo a arriba con la punta del dedo índice (a poder ser, con la uña). Veámoslo:

Imagen de previsualización de YouTube

Hay infinidad de patrones rítmicos con los que hacer nuestros rasgueos. Si tenéis alguna duda sobre métrica musical podéis consultar aquí.

Como hemos dicho, el patrón más básico es tocar rítmicamente (por ejemplo “a negras”) y vamos intercambiando el movimiento hacia arriba y hacia abajo. Los patrones rítmicos se anotan utilizando el símbolo  para indicar que hacemos un rasgueo hacia arriba o upstroke, y el símbolo para indicar que es hacia abajo o downstroke. Lo podríamos anotar así:

Podemos hacer todas las combinaciones que se nos ocurran como por ejemplo abajo-abajo-arriba-abajo, combinar distintas figuras musicales, insertar silencios, etc. El límite es nuestra imaginación.

Existen técnicas de rasgueo más complicadas como pueden ser los rolls o patrones sincopados, pero mejor lo dejamos para otro día.

Con lo que os he explicado, solo necesitáis aprenderos 4 o 5 acordes básicos para tocar muchísimas canciones con las que practicar vuestros strummings.

A parte del acorde de C, aprenderos para empezar los siguientes acordes:

Fa mayorSol mayorLa menorMi menor

Con estos 5 acordes podéis tocar muchísimas canciones, como por ejemplo Breakdown de Jack Johnson o Let It Be de The Beatles. Añadiendo algún acorde más podrás tocar Somewhere Over The Rainbow de Israel Kamakawiwo‘ole sin problema. Mirad el archivo de Tutoriales para empezar a tocar las primeras canciones.

Practicad el cambio de acordes, al principio muy lentamente hasta que vuestros dedos se “aprendan” las posiciones (memoria muscular). Al final os saldrán sin pensar. Id aumentando la velocidad progresivamente. En cuanto al strumming podéis ir haciendo todas las variaciones que se os ocurran.

Un buen libro para empezar desde cero es Método para Ukulele Libro 1 de Lil’ Rev. Aunque es muy básico, es ideal para empezar, especialmente si nunca habéis tocado un instrumento de cuerda. Lo podéis encontrar en Ukecosas.es.

Ahora… ¡a tocar! Pero quizá antes quieras conocer el origen de la palabra ‘ukulele o su historia.

404 Comments

  1. Blanca
    17 de abril, 2018
    Reply

    Hola!

    Tengo una duda en cuanto al tema del rasgueo, no sé si me podrás ayudar.

    Por más que trato de rasgar con el dedo índice mirando hacia dentro tal y como lo haces tú siempre acabo rasgando con la parte posterior del dedo, la cara interna que da al otro dedo (no sé si logro explicarme) con lo que acabo haciéndome mucho daño, y por más que trato de hacerlo bien no lo logro ¿Cómo crees que podría solucionar esto?

    Otra duda que tengo es en cuanto a los ritmos, veo mil veces un tutorial sobre una canción sencilla, tengo el ritmo en mi cabeza pero soy incapaz de llevarlo con el índice al ukelele, lo hago y suena tan mal que parece que me haya propuesto torturar a mis vecinos 😌 llevo desde enero con el ukelele y aún no he conseguido tocar ni una triste canción… ¿Es que soy muy manca o si sigo intentándolo quizás algún día logré tocar aunque sea el Din don din don dan? Porque ahora mismo ni eso 😓

    Mi ukelele es un hricane uk-23, por si ese dato te puede ayudar.

    ¡Muchas gracias por tu ayuda!
    Y anotado queda el libro de ukecosas que recomiendas para pedírmelo cuanto antes.

    ¡Un saludo!

    • 19 de abril, 2018
      Reply

      Hola Blanca,

      Sobre la primera cuestión, si tocas un poco con el lateral del dedo, tampoco pasa nada. No tienes porque tocar de forma estrictamente perpendicular. El problema es que te haces daño y eso es porque “acercas” demasiado el dedo hacia el cuerpo del ukelele. Intenta que solo toque la cuerda la punta del dedo, digamos unos 2 centímetros, lo que ocupa la uña más o menos. Así no se te enganchará el dedo y no te harás daño.

      Práctica suuuuuper despacio, pon un acorde fácil (C por ejemplo) y mira tu mano derecha. Es probable que se te gire porque tengas una postura forzada. Relaja el hombro, apoya levemente el antebrazo en el canto del ukelele (pero si apretar ni hacia abajo ni hacia ti). El movimiento debe ser suave pero decidido. Hasta que no tengas más control no toques fuerte. Con el tiempo cogerás la distancia.

      Sobre el segundo punto es un poco más de lo mismo. Si el ritmo lo tienes “en tu cabeza” y eres capaz de por ejemplo reproducir la pulsación (el ritmo) dando palmadas, tienes medio camino recorriro. Práctica muy despacio y por supuesto con ritmos sencillos, aunque se D U D U todo el rato. Lo importante es no perder el tempo

      El ukelele, aunque sea de pésima calidad, no te debería estar limitando en este caso (otra cosa sería que me dijeses que hay acordes que no te suenan bien como acordes con cejilla que eso seguro que es por el ukelele en gran medida)

      Saludos y ánimos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Introduce el resultado de la operación *