Archivos de Review

Review ukelele Kiwaya KTS-7

DSC_1930

Aloha!

Es motivo de gran satisfacción (especialmente para un servidor 😉 ) presentaros este ukelele de la marca Kiwaya, concretamente el modelo KTS-7 comprado recientemente a nuestros amigos de Ukecosas (hablad con ellos si estáis interesados en Kiwaya, aunque a veces no tengan en stock, pueden conseguirlos si queréis uno).

Se trata del ukelele tope de gama de la serie “Artist” de la marca japonesa Kiwaya, famosa por realizar excelentes réplicas de modelos pre-war de Martin, con un nivel de acabados que haría sonrojar a algunos ukeleles Martin actuales. El modelo KTS-7 es una réplica de los Martin Style 3 de finales de los años 20 / principio de los 30, uno de los modelos más icónicos de la marca de Nazareth, PA.

Especificaciones

El cuerpo del Kiwaya KTS-7 está fabricado en caoba de honduras, especie protegida y cuya madera se reserva únicamente a instrumentos de alta gama. El mástil, de caoba también, lleva un diapasón de palo santo con 17 trastes, y se une al cuerpo en el traste 12. Tanto la cejuela como la selleta compensada son de hueso. Incorpora clavijas de afinación Gotoh de fricción que funcionan a la perfección. Cabe destacar la ligereza del instrumento.

Detalle del cuerpo construido en caoba de honduras.

Detalle del cuerpo construido en caoba de honduras.

En cuanto a ornamentación, siguiendo la recreación de los Martin Style 3, el Kiwaya KTS-7 incluye algunos elementos decorativos típicos como la línea que atraviesa longitudinalmente el diapasón (en realidad son 5 líneas siguiendo el patrón blanca-negra-blanca-negra-blanca), el cual termina en el típico “bigotillo”, e incluye el ornamento en la tapa, detrás del puente, típico de los Style 3 anteriores a 1950 (conocido como “parend“). La decoración de la roseta así como el purfling, es de múltiples líneas blancas y negras (9 líneas en la roseta, 6 en el purfling). También incluye un binding tanto en la tapa como en la trasera.

Detalle de la roseta y la franja que atraviesa en diapasón.

Detalle de la roseta y la franja que atraviesa en diapasón.

En lo que respecta a construcción y acabados, éstos son excelentes. A destacar el contorno del mástil, que es increíblemente fino, se aprecia el gran trabajo de artesanía que han realizado en Kiwaya. Nos encontramos ante un ukelele de alta gama y con acabados profesionales, por el que obviamente, hay que pagar un precio bastante elevado. No se trata de un ukelele para todos los bolsillos, y ni mucho menos un ukelele para empezar a tocar. Hay que tener en cuenta que podemos encontrar ukeleles excelentes a mitad de precio como por ejemplo, sin ir más lejos, su hermano menor el Kiwaya KTS-4 o los ukeleles Pono.

El Kiwaya KTS-7 es una excelente réplica de un Martin style 3 de finales de 1920.

El Kiwaya KTS-7 es una excelente réplica de un Martin style 3 de finales de 1920.

Las dos únicas pegas que puedo encontrarle ( y una de ellas es cuestión de acostumbrarse) son:

  • Los trastes son diminutos. Estoy acostumbrado a ukeleles con trastes más gruesos y en este Kiwaya a veces no coloco bien algún dedo (lo pongo encima del traste).
  • No incluye estuche. ¿Perdona? Opino que un ukelele de esta gama y precio debería incluir de serie un estuche a medida. No ha sido problema, ya que el estuche Ortolá que es fácil de conseguir le va como un guante.
El estuche Ortolá suple perfectamente la falta de estuche de serie.

El estuche Ortolá suple perfectamente la falta de estuche de serie.

Y, ¿como suena?

Hablamos de un ukelele que su precio de lista supera las 4 cifras (aproximadamente 1.200€) así que ya sabemos que va a sonar de puta madre muy bien, eso nadie lo pone en duda. Pero los ukeleles Kiwaya no dejan indiferente a nadie. Desde que probé un KTS-4 hace unos años y me enamoré de su sonido, no he parado hasta tener un Kiwaya en mis manos. El cuerpo de caoba produce un sonido muy dulce, típico de los ukeleles de caoba. Sin embargo el tono del KTS-7 es bastante complejo, con bastantes armónicos y muy compensado. Decir que no es un Martin, ni suena como un Martin. Este ukelele tiene su propio carácter.

La dinámica que ofrece es increíble, responde muy bien a nuestros dedos y cambia radicalmente el sonido dependiendo de como toquemos. Permite tocar desde tocar punteos suaves a rasgueos, controlando en todo momento el volumen dependiendo de lo fuerte o flojo que toquemos. Tiene un buen volumen sin ser excesivo, tiene menos “pegada” que mi Ohana SK38, pero el sonido es mucho más dulce y equilibrado.

No está de más decirlo, aunque a un ukelele de este nivel “se le supone” (como la valentía al torero), que afina y entona perfectamente al menos en los 12 primeros trastes.

De serie, el Kiwaya KTS-7 viene encordado con unas cuerdas de nylon negro (marca Hilo o Fremont, no estoy seguro) las cuales cambié en seguida (en general no me gustan las cuerdas de nylon). En el vídeo de la review está encordado con cuerdas de fluorocarbono Worth Clear.

Sin más preámbulos, os dejo con el vídeo donde podéis escuchar como suena.

Imagen de previsualización de YouTube

Saludos

Review ukelele Pono ATD

Pono ATD

Aloha amigos del ukelele,

Hoy os quiero presentar este magnífico ukelele tenor de la marca Pono. Se trata del Pono ATD (Acacia Tenor Deluxe). Se trata de la versión lujosa del tenor de acacia (modelo AT) con algunas variaciones en su construcción respecto al modelo standard. Hace unos meses que lo tengo en mi poder, y no deja de sorprenderme. Al final del post, como es habitual, podréis ver un vídeo con detalles y unas muestras de como suena. Cabe decir que las muestras han sido grabadas tras un tiempo de tenerlo en mis manos, algún cambio de cuerdas, la madera curándose… y debo decir que cada día suena mejor.

 

¿Pono?

Pono es la segunda marca de la hawaiiana Ko’olau. Están fabricados en Indonesia, utilizando los mismos procedimientos y herramientas que en la fabrica de Hawaii y con el mismo control de calidad (o eso reza la web de Ko’olau). De hecho, los instrumentos Pono se revisan tanto en la fábrica en Indonesia, como en Hawaii antes de distribuirlos. Obviamente, una parte del ahorro se basa en la mano de obra, pero también en la utilización de maderas menos exóticas. Por ejemplo no encontraremos ukeleles Pono en madera de Koa (la cual se reserva para los ukelele Ko’olau).

En España, podéis encontrar ukeleles Pono en Ukecosas (donde compré el mío). Como es habitual, me llegó perfectamente ajustado y listo para ser tocado.

Pono ATD - Detalle de la veta de Acacia

Detalle de la veta de Acacia

 

Especificaciones

Como ya os he comentado, se trata de un ukelele de escala tenor, fabricado en madera de acacia maciza (concretamente Acacia preta), con un comportamiento acústico y una densidad muy parecida a la Koa. Visualmente, la veta de la madera es preciosa, aunque algo menos rojiza que la Koa hawaiiana. En la versión Deluxe (esto es aplicable al resto de tamaños, soprano, concierto y barítono) el acabado del cuerpo es brillante, muy bien pulido y para nada pegajoso. Como decoración lleva una roseta sencilla, de tipo cadeneta en blanco y negro. No lleva binding ni purfling, lo cual le da un aspecto limpio y clásico.

Pono ATD - Detalle de la sencilla roseta y la etiqueta identificativa

Pono ATD – Detalle de la sencilla roseta y la etiqueta identificativa

El mástil es de caoba, con un diapasón de ébano de 20 trastes. Esta es otra de las diferencias respecto al modelo standard, el cual lleva el diapasón de rosewood. Ocurre lo mismo con el puente y la chapa que cubre la pala, que en el modelo deluxe también son de ébano. Tanto la cejuela como la selleta (no compensada) son de hueso.

Pono ATD - Sencillo diapasón de ébano, con 20 trastes, y únicamente decorado con los marcadores de posición en los trastes habituales.

Pono ATD – Sencillo diapasón de ébano, con 20 trastes, y únicamente decorado con los marcadores de posición en los trastes habituales.

Los afinadores, mecanizados, funcionan a la perfección como cabría esperar de un ukelele de esta gama. De serie, viene encordado con cuerdas Ko’olau Mahana, de nylon con la tercera entorchada.

De fábrica no trae funda ni estuche. En mi caso he comprado un estuche rígido de la marca Marue, que le va como un guante.

 

Y, ¿como suena?

Pues suena de maravilla y se toca estupendamente, incluso en trastes altos. La acción es adecuada. Entona casi a la perfección en el traste 12 (armónicos y pulsando). Tiene un sustain increíble. En cuanto al tono, se trata de un ukelele bastante más brillante que uno de caoba, pero sin embargo suena muy compensado. Al tocar un acorde y dejarlo sonar se perciben enseguida los overtones que se generan, dando un tono muy rico. Sin duda, el punto fuerte de este ukelele es el fingerpicking, terreno donde mejor se desenvuelve.

Pero mejor veamos un vídeo con unas muestras de sonido y juzgáis vosotros mismos.

Imagen de previsualización de YouTube

 

Conclusiones

Tras unos meses de tenerlo en mi poder puedo certificar que es un ukelele excelente, y que va mejorando día a día. No se trata de un ukelele de iniciación ni barato precisamente, pero si tenéis la oportunidad de tener uno, no os lo penséis dos veces. Ya sabéis que en Ukecosas tenéis ukeleles pono tanto este como otros modelos.

Yo ahora ando buscando las cuerdas que más me gustan… pero eso amigos, es otra película.

Mahalo!

Pono ATD

Pono ATD

Comparativa cuartas cuerdas

Tie bridge

Hola amigos ukeleleros!

En el post de hoy vamos a ver cómo se comportan dos cuartas cuerdas en afinación cuarta grave (Low G). Ambas cuerdas tienen la particularidad que son no entorchadas, sin embargo son muy diferentes entre sí, tanto en el material de construcción como en sonido y (sobretodo) en tacto y sensaciones.

Las cuerdas que vamos a probar son la Aquila Red Series y la Labella Golden Alloy Polished.

Debo decir que ambas cuerdas han sido montadas en el mismo ukelele (tamaño concierto, tapa de cedro, aros y trasera de Koa), y se ha intentado grabar las muestras en las mismas condiciones (mismo micro, con la misma posición y distancia, etc). Las cuerdas una vez montadas, se han dejado estabilizar durante 2 semanas antes de grabar la correspondiente muestra de sonido.

Solo se ha cambiado la cuarta cuerda. En los 2 casos, las otras 3 cuerdas eran unas Savarez de fluorocarbono.

 

Aquila Red Series

Las Aquila Red Series son unas cuerdas un tanto particulares. Hechas de un material parecido al Nylgut, aunque tiene cierta elasticidad. La tacto es un poco “raro”, nada que ver con las cuerdas de nylon, fluorocarbono, nylgut, etc. Da la impresión que “frena” el dedo.

Además la tensión de la cuerda queda algo floja para mi gusto, y más comparándola con las otras 3 cuerdas. Quizá montando un juego completo de Red Series no se note la diferencia de tensión entre cuerdas. Es probable tambien que en un ukelele tenor se note menos al llevar más tensión. Al final es un poco acostumbrarse.

En relación al sonido, esta cuerda ofrece un tono muy cálido para nada brillante. Quizá le falte un punto de sustain. Me ha gustado bastante al hacer strummings, seguramente montando el juego completo me hubiese gustado más. En fingerpicking, creo que debido a la baja tensión, no me sentía cómodo con ella.

Lo que sí es un calvario es que esta cuerda quede estable. Al ponerla prepararos para unos días de reafinar casi constantemente.

 

Labella Golden Alloy Polished

Esta cuerda es diametralmente opuesta a la Aquila Red Series. Para empezar la Labella Golden Alloy Polished es una cuerda metálica para guitarra clásica (es una cuarta cuerda de guitarra, un D). Se trata de una cuerda entorchada, el material diría que es latón (brass en inglés), que luego ha sido pulida eliminando completamente las típicas espirales del entorchado. Con este proceso nos queda una cuerda totalmente lisa, manteniendo el característico brillo, sustain, volumen y presencia de una cuerda metálica, sin los ruidos que producen al friccionar la yema del dedo sobre ella.

La tensión, en un ukelele tamaño concierto, es correcta, a la par de las cuerdas de fluorocarbono. El tacto me parece muy bueno, el dedo se desplaza sin problema a lo largo de la cuerda.

El sonido de la cuerda metálica es muy particular, te puede gustar o no. Tiene más presencia que una cuerda de nylon o fluorocarbono, bastante más sustain, y más brillo. El principal problema que tiene esta cuerda es que la mayor parte de su carácter va desapareciendo con el uso. Va perdiendo el brillo, el sustain, etc, típico de las cuerdas metálicas. Su vida es más corta que una cuerda de nylon/fluorocarbono/nylgut. Se soluciona cambiándola más a menudo. Como se trata de una cuerda de guitarra, con una da para dos cambios, así que tampoco es mucho problema salvo la incomodidad de cambiarla más a menudo (3 minutos).

Esta cuerda se estabiliza mucho más rápido que la Aquila Red, en un par de días queda completamente estable y solo hay que reafinar de vez en cuando.

Hasta aquí mi humilde opinión sobre estas cuerdas, que no deja de ser eso: mi opinión totalmente subjetiva. Mi recomendación es que probéis cualquiera de ellas (o cualquier otra). Un ukelele afinado con cuarta grave nos abre todo un nuevo mundo a explorar. Es algo barato de probar, y reversible.

Os dejo un pequeño vídeo con las muestras grabadas con ambas cuerdas.

Imagen de previsualización de YouTube

Saludos

Review libro “Happy Days Are Here Again” (Ukulelezaza)

Happy Days Are Here Again - Ukulelezaza

Hola amigos,

Hoy no os traigo ningún tutorial, no os voy a enseñar ningún acorde, ni vamos a aprender ninguna canción. Hoy vengo con un magnífico libro titulado “Happy Days Are Here Again” del ukelelista belga Remco Houtman-Janssen, más conocido como Ukulelezaza. Este pintoresco señor está considerado uno de los mejores ukelelistas europeos, y no sin méritos propios. Lleva media vida tocando el uke (la otra mitad, haciéndose tatoos), ha tocado en varios grupos, hace workshops por todo el mundo. Le veréis tocar desde clásicos de George Formby a canciones hawaiianas, y como no, tocando standards de jazz.

Y en este último punto es donde se centra “Happy Days Are Here Again”: 16 canciones de la era dorada del jazz (1920s y 1930s), arregladas y tabuladas una a una para ukelele por Ukulelezaza. Personalmente, el jazz es una asignatura pendiente. Como guitarrista he hecho varios intentos fallidos de profundizar mis conocimientos del jazz y el amplio abanico musical que abarca. Espero que con este libro y el uke, logre recorrer el camino.

Ukulelezaza Happy Days 2

Las magníficas 16 canciones que contiene el libro

En lo que respecta a la presentación del libro, nos encontramos con un libro pequeño (24x17cm) comparado con lo habitual en los libros de tablaturas. La impresión es más que correcta, en blanco y negro (excepto la portada y contraportada, que son a color en formato tapa blanda). Viene acompañado con algunas fotografías de ukeleles vintage para poner los dientes largos y además, algo que me parece un gran acierto, un DVD con todas las canciones tocadas por el propio Ukulelezaza.

El libro comienza con una introducción, seguido con un poco de historia de los ukeleles Martin y National, además de una breve explicación de diversas técnicas utilizadas: triplet strum, split stroke, Formby stroke, etc.

A partir de aquí van una a una las 16 canciones, que van desde clásicos como Caravan (famosa la interpretación de Ellington), Georgia On My Mind (la versión más conocida, la de Ray Charles) o Sweet Lorraine (interpretada desde Nat King Cole a Sinatra, por poner algunos ejemplos).

Como he comentado anteriormente, se trata de una transcripción tabulada además de los acordes (solo el nombre, no el diagrama) y carece de pentagrama. Aunque mi lectura musical deja bastante que desear, me gusta ver la versión en solfeo ya que me ayuda a ver la métrica, silencios, etc. El tabulado de este libro es muy sobrio, sencillo. No indica silencios, no hay ligados, no indica algunas repeticiones, ni las técnicas que utiliza Ukulelezaza. Aún y así, se entiende a la perfección y con la compañía del DVD no hay problema ninguno. De hecho hay que entender el tabulado como un simple esquema de la canción, luego la interpretación de cada uno debe hacer el resto.

Ukulelezaza Happy Days 3

Tabulado sencillo y acordes sin diagramas

Debo hacer un inciso. No es un libro fácil. Las canciones tienen una buena cantidad de acordes (aunque se repiten las “figuras”), y las técnicas (triplet strum, split stroke…) no son nada sencillas, y menos utilizarlas en medio de una canción y no perder el tempo… Para que os sirva de referencia, yo llevo 2 años tocando el uke y me cuesta un poco. Así que, en mi opinión, este libro no está destinado a principiantes. Por otro lado, me imagino que alguien que se inicia en el ukelele no pretende tocar standards de jazz desde el minuto cero. Tampoco se trata de un libro tipo “método”, es más bien un cancionero de standards de jazz con unos arreglos muy personales (que obviamente, pueden gustarte o no, a mi me encantan).

Página a página, se van desgranando todas las canciones, sin aparente orden ni cronológico ni de dificultad, acompañadas de sendas fotografías de la impresionante colección de ukeleles vintage de este señor (y algo de autobombo de su disco).

En resumen. El público objetivo de este libro no son los principiantes, está más destinado a amantes del jazz o gente (como un servidor) que quiere iniciarse en este mundillo, y que tengan cierto nivel (nada fuera de lo común, solo se necesita cierto rodaje para no tener problemas con los acordes). Si te gusta el swing y la música de los años 20 y 30, y llevas un tiempo con el uke, no lo dudes. Este es tu libro. El precio es lo suficientemente ajustado para no tener que pensarselo 2 veces. Además, como ya he comentado viene con DVD (no con el típico cd de audio) que es todo un plus.

Ukulelezaza Happy Days 5

Se agradece el DVD, muy útil para ver la posición de los acordes y como desplazarse entre uno y otro. Además, es un placer ver a Remco tocar.

Las únicas pegas es el tabulado, que es muy sencillo y no muy clarificador, y no lleva solfeo. Si lo comparamos con el típico libro de tabulados de, por ejemplo Hal Leonard o Mel Bay, hay una diferencia abismal en cuanto a la presentación. Echo en falta también los diagramas de los acordes por separado (no en el tabulado). Ah! y me parece fatal que nos pase por la cara, a nosotros, simples poseedores de Kalas, MahiMahis y Ohanas, semejante colección de bellezas ukeleleras.

Ukulelezaza Happy Days 4

El libro está repleto de fotografías de los magníficos ukeleles que posee el autor

Ya sabéis que podéis adquirir este libro en Ukecosas.es

Os dejo un pequeño vídeo con ejemplos de lo que os encontraréis en el libro.

Imagen de previsualización de YouTube

Saludos

 

 

Método para Ukulele Libro 1 (ed. Hal Leonard)

Método para Ukulele Libro 1

Hola a todos,

Hoy vengo a presentaros este libro de la editorial Hal Leonard, ideal para los que empezáis.

Si existe un libro en español para aprender a tocar el ukelele desde cero, ese libro sin duda es el Método para Ukulele Libro 1. Este libro está escrito por Lil’ Rev, un ukelelista estadounidense que ha editado unos cuantos discos y ha escrito varios libros sobre ukelele.

Como os comentaba, este libro es perfecto para empezar. Si nunca has tocado un ukelele, o incluso si te enfrentas por primera vez a un instrumento de cuerda, no lo dudes: este es tu libro.

El libro consta de 48 páginas con encuadernación en tapas blandas

La presentación no es ninguna floritura. Libro en tamaño DIN-A4, con tapas blandas, impresión en blanco y negro. En total tiene 48 páginas. Todo, en mi opinión, acorde al un precio más que correcto perfectamente asequible junto a tu primer uke, y que además, no temerás por él al llevarlo en la funda del ukelele.

La impresión, más que correcta, en blanco y negro.

Empieza desde el principio, no requiere ningún conocimiento previo, no asume nada. Desde como sujetar el uke, a como tocar tus primeras melodías con él, pasando por la afinación, una pequeña introducción a la lectura musical (no os asustéis! se limita a la duración de las diferentes figuras musicales y poco más) y algo de historia del instrumento.

Enseguida empezarás a tocar las primeras melodías que introducen este libro, pequeñas escalas para familiarizarse con las cuerdas, la pulsación en los trastes y la duración de las notas. De ahí a las primeras canciones reconocibles como “Mary Had A Little Lamb” o por ejemplo “Oh Susana”. Todo a un ritmo muy pausado, paso a paso. Sin darte cuenta habrás aprendido la escala mayor de Do y estarás utilizando diversas figuras musicales en las melodías (redondas, blancas, negras, corcheas, ligaduras…).

Todos los ejemplos vienen transcritos en solfeo y tabulado

El siguiente paso viene con los primeros acordes, en la tonalidad de Do (Do, Fa y Sol/Sol7). Aprenderemos a rasguear acordes con el pulgar y con el índice por separado y combinando ambos. Patrones muy básicos que nos permitirán tocar acompañamientos de diversas canciones. A partir de aquí, el nivel sube considerablemente. Empezando por nuevos acordes (Mi menor, La menor, Si bemol, Re menor, La séptima…), nuevas escalas y más canciones, además de técnicas como rolls y tremolos.

Cabe decir que el libro viene acompañado de un CD donde se interpretan todos los ejemplos y canciones del libro, además de una pista para afinar (útil si no disponemos de un afinador). Incluye tambien una tabla de acordes donde encontraremos todos los acordes utilizados en el libro y alguno más.

El libro viene con su correspondiente CD con todos los ejemplos

 

¿A quién recomendaría este libro? Sin duda, a alguien que coja por primera vez un ukelele, especialmente si no ha tocado nunca otro instrumento de cuerda. El nivel del libro es muy básico, empieza por los rudimentos que, a cualquiera que se desenvuelva medianamente con el ukelele le parecerán una nimiedad, pero son los cimientos sobre los cuales basaremos el resto de nuestra andadura ukelelistica.

Sin embargo, aunque se trata de un buen libro, le veo algunos problemas. Para empezar, el que sea tan básico y vaya tan despacio puede provocar cierta sensación de que “todo es lo mismo”, o de “esto ya me lo sé”, etc. haciendo que vayamos pasando páginas sin afianzar conocimientos. La tabla de acordes es más bien escueta. No costaba nada añadir formas adicionales de tocar los acordes más usuales (se limita a una posición por acorde). Por último, la traducción al castellano es, digamos, correcta. Utiliza algunas expresiones poco utilizadas en español e incluso alguna traducción literal que no tiene mucho sentido, aunque en general está bastante bien y se entiende perfectamente. Pero no creo que haga falta traducir los títulos de las canciones (¿súper hermanos Mario? vamos hombre…).

Por si os sabe a poco una vez terminado, y os quedáis con ganas de más, tenéis una segunda parte, aunque de momento sin traducción al español.

Ya sabéis que este libro lo podéis adquirir en Ukecosas.es.

Por último un mini-video con algunos ejemplos de cositas que vienen en el libro.

Imagen de previsualización de YouTube

Espero que os sea de utilidad.

¡Nos vemos!