Review ukelele Kiwaya KTS-7

DSC_1930

Aloha!

Es motivo de gran satisfacción (especialmente para un servidor 😉 ) presentaros este ukelele de la marca Kiwaya, concretamente el modelo KTS-7 comprado recientemente a nuestros amigos de Ukecosas (hablad con ellos si estáis interesados en Kiwaya, aunque a veces no tengan en stock, pueden conseguirlos si queréis uno).

Se trata del ukelele tope de gama de la serie “Artist” de la marca japonesa Kiwaya, famosa por realizar excelentes réplicas de modelos pre-war de Martin, con un nivel de acabados que haría sonrojar a algunos ukeleles Martin actuales. El modelo KTS-7 es una réplica de los Martin Style 3 de finales de los años 20 / principio de los 30, uno de los modelos más icónicos de la marca de Nazareth, PA.

Especificaciones

El cuerpo del Kiwaya KTS-7 está fabricado en caoba de honduras, especie protegida y cuya madera se reserva únicamente a instrumentos de alta gama. El mástil, de caoba también, lleva un diapasón de palo santo con 17 trastes, y se une al cuerpo en el traste 12. Tanto la cejuela como la selleta compensada son de hueso. Incorpora clavijas de afinación Gotoh de fricción que funcionan a la perfección. Cabe destacar la ligereza del instrumento.

Detalle del cuerpo construido en caoba de honduras.

Detalle del cuerpo construido en caoba de honduras.

En cuanto a ornamentación, siguiendo la recreación de los Martin Style 3, el Kiwaya KTS-7 incluye algunos elementos decorativos típicos como la línea que atraviesa longitudinalmente el diapasón (en realidad son 5 líneas siguiendo el patrón blanca-negra-blanca-negra-blanca), el cual termina en el típico “bigotillo”, e incluye el ornamento en la tapa, detrás del puente, típico de los Style 3 anteriores a 1950 (conocido como “parend“). La decoración de la roseta así como el purfling, es de múltiples líneas blancas y negras (9 líneas en la roseta, 6 en el purfling). También incluye un binding tanto en la tapa como en la trasera.

Detalle de la roseta y la franja que atraviesa en diapasón.

Detalle de la roseta y la franja que atraviesa en diapasón.

En lo que respecta a construcción y acabados, éstos son excelentes. A destacar el contorno del mástil, que es increíblemente fino, se aprecia el gran trabajo de artesanía que han realizado en Kiwaya. Nos encontramos ante un ukelele de alta gama y con acabados profesionales, por el que obviamente, hay que pagar un precio bastante elevado. No se trata de un ukelele para todos los bolsillos, y ni mucho menos un ukelele para empezar a tocar. Hay que tener en cuenta que podemos encontrar ukeleles excelentes a mitad de precio como por ejemplo, sin ir más lejos, su hermano menor el Kiwaya KTS-4 o los ukeleles Pono.

El Kiwaya KTS-7 es una excelente réplica de un Martin style 3 de finales de 1920.

El Kiwaya KTS-7 es una excelente réplica de un Martin style 3 de finales de 1920.

Las dos únicas pegas que puedo encontrarle ( y una de ellas es cuestión de acostumbrarse) son:

  • Los trastes son diminutos. Estoy acostumbrado a ukeleles con trastes más gruesos y en este Kiwaya a veces no coloco bien algún dedo (lo pongo encima del traste).
  • No incluye estuche. ¿Perdona? Opino que un ukelele de esta gama y precio debería incluir de serie un estuche a medida. No ha sido problema, ya que el estuche Ortolá que es fácil de conseguir le va como un guante.
El estuche Ortolá suple perfectamente la falta de estuche de serie.

El estuche Ortolá suple perfectamente la falta de estuche de serie.

Y, ¿como suena?

Hablamos de un ukelele que su precio de lista supera las 4 cifras (aproximadamente 1.200€) así que ya sabemos que va a sonar de puta madre muy bien, eso nadie lo pone en duda. Pero los ukeleles Kiwaya no dejan indiferente a nadie. Desde que probé un KTS-4 hace unos años y me enamoré de su sonido, no he parado hasta tener un Kiwaya en mis manos. El cuerpo de caoba produce un sonido muy dulce, típico de los ukeleles de caoba. Sin embargo el tono del KTS-7 es bastante complejo, con bastantes armónicos y muy compensado. Decir que no es un Martin, ni suena como un Martin. Este ukelele tiene su propio carácter.

La dinámica que ofrece es increíble, responde muy bien a nuestros dedos y cambia radicalmente el sonido dependiendo de como toquemos. Permite tocar desde tocar punteos suaves a rasgueos, controlando en todo momento el volumen dependiendo de lo fuerte o flojo que toquemos. Tiene un buen volumen sin ser excesivo, tiene menos “pegada” que mi Ohana SK38, pero el sonido es mucho más dulce y equilibrado.

No está de más decirlo, aunque a un ukelele de este nivel “se le supone” (como la valentía al torero), que afina y entona perfectamente al menos en los 12 primeros trastes.

De serie, el Kiwaya KTS-7 viene encordado con unas cuerdas de nylon negro (marca Hilo o Fremont, no estoy seguro) las cuales cambié en seguida (en general no me gustan las cuerdas de nylon). En el vídeo de la review está encordado con cuerdas de fluorocarbono Worth Clear.

Sin más preámbulos, os dejo con el vídeo donde podéis escuchar como suena.

Imagen de previsualización de YouTube

Saludos

4 comentarios

  1. Adrian dice:

    Hola Alberto!

    Me preguntaba una cosa. Recientemente he adquirido un Kiwaya KTS4 y las cuerdas no me gustan nada. Me he acostumbrado a un concierto mahi mahi 7g con cuerdas aquila y me ha llamado mucho la atención la diferencia, aunque de un concierto a un soprano el sonido entiendo que debe cambiar. Sabes si las que trae el kts4 son tmb como las de nylon del kts? Puedo tener problemas de trasteo al poner una worth? Me las recomiéndas?

    • Hola Adrian,

      Mi KTS-7 venía con unas cuerdas negras de nylon, probablemente sean las mismas que lleva el KTS4 de serie. Como a ti, no me gustaron nada, y las cambié casi de inmediato por unas Worth Clear, perfectas. He montado también cuerdas Martin, también dan muy buen resultado. Para mi gusto, las aquila pecan un poco de brillantes, y en según que ukelele no me acaban de gustar, pero esto ya va a gusto de cada uno. En resumen: las cuerdas de serie, cámbialas, no son muy buenas y más si no te gustan como suenan.

      Enhorabuena por el KTS4, excelente ukelele 😀

      Saludos

  2. Marc dice:

    Hola Alberto!

    Enhorabuena por este ‘peaso’ ukelele. La envidia (de la buena) me corroe. 🙂 El ukelele es muy bueno, pero las manos que lo tocan también. Disfrútalo mucho!

    Como siempre, una excelente review. A ver si algún día que nos veamos lo traes y puedo verlo (y oírlo) en directo. 😉

    Gracias por la review, y lo dicho, a disfrutarlo mucho!
    Marc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Introduce el resultado de la operación *